Otro año de fenómenos climatológicos extremos

Associated Press
El paso del huracán Sandy 2012
.

View gallery

WASHINGTON (AP) — El verano empezó antes que de costumbre y fue extremadamente caluroso y seco. El otoño, mientras tanto, desató el temporal Sandy sobre la zona nororiental del país, donde esos fenómenos son inusuales.

Estados Unidos resultó este año un vivo ejemplo de los cambios climáticos que se están gestando en el planeta. Y lo ocurrido no debería llamar la atención, ya que el año previo también se batieron muchos récords.

"Llevamos dos años con eventos intensos", comentó Deke Arndt, director del Centro Nacional de Información Climatológica. "Ojalá el 2013 sea un año aburrido".

En el 2012 muchas de las advertencias que hicieron los científicos en torno al calentamiento del planeta se hicieron realidad, sobre todo en Estados Unidos. El derretimiento de los hielos continuó a niveles sin precedentes en el Océano Artico, varias ciudades se asaron bajo un sol intenso, hubo sequías, inundaciones y un temporal intenso que azotó la ciudad de Nueva York.

Todo lo que pronosticaron los científicos sobre el calentamiento global se hizo realidad en el 2012.

"Lo que se dijo fue que habría más de estas cosas", expresó Michael Jarraud, secretario general de la Organización Meteorológica Mundial.

En cinco países hubo récords de calor, pero en ninguno hizo más frío que nunca. El 2012 se encamina a ser el año más caluroso en la historia de Estados Unidos y el octavo más caluroso a nivel mundial desde que se lleva la cuenta, a partir de 1880.

El de julio fue el mes más caluroso de que se tiene memoria en Estados Unidos, con un promedio de 22,7 grados centígrados (77 Fahrenheit). En 69.000 localidades hubo récords de calor y las inundaciones del 2011 dieron paso a una devastadora sequía en el 2012.

"El concepto de 'normal' ha cambiado", dijo la directora interina del Servicio Meteorológico Nacional Laura Furgione. "Lo normal ahora es algo extremo".

"En ningún otro sitio hubo un aumento en las catástrofes naturales más evidente que en Estados Unidos", sañaló Arndt.

Partes de Africa, Rusia, Pakistán, Colombia, Australia y China, por su parte, enfrentaron otros extremos: inundaciones letales y costosas.

Pero la novedad climática más alarmante fue el derretimiento que hubo en la cima del mundo, según Jarraud. El derretimiento de los hielos redujo en un 18% la masa del Artico en relación con su marca previa. Corredores marítimos que normalmente estaban bloqueados por hielos lucían despejados y podían ser atravesados por barcos.

En Groenlandia, el 97% de la superficie helada sufrió derretimientos de distintas magnitudes. Los cambios en el Artico afectan el clima en el resto del mundo. "El derretimiento del hielo agrava el calentamiento", dijo Jarraud.

Hubo otros extremos climáticos que nadie pronosticó: Una ola fría que mató a más de 800 personas en Europa. Una inusual ventolera que dejó a millones de personas sin electricidad en Estados Unidos. El derretimiento de los hielos en la Antártida se acercó a niveles récord nuevamente. Un tifón mató a cientos de personas en las Filipinas y resultó el temporal de ese tipo más al sur jamás registrado.

Tal vez no todos los fenómenos meteorológicos estén relacionados con el calentamiento global, aunque los científicos dicen que el creciente nivel de los mares ciertamente agravó las inundaciones de Sandy.

Los expertos también coinciden en que la ola de calor de principios de año está relacionada con el calentamiento global.

Estos "no fueron asuntos aislados" sino "cambios sistémicos", declaró el científico Stefan Rahmstford del Potsdam Institute de Alemania. "Hay un cambio de clima y lo estamos sintiendo", sostuvo.

El científico de la NASA James Hansen, a veces llamado el papá de las teorías sobre calentamiento global, dice que las computadoras pronostican que en los próximos años habrá más días calurosos y menos temperaturas bajo cero.

Los científicos venían diciendo desde hace una década que Nueva York podía ser golpeada por un huracán capaz de inundar los subways (trenes subterráneos). Eso fue lo que sucedió con Sandy. Si bien no alcanzó la fuerza de un huracán grande, abarcó un área extensa, de 1600 kilómetros (1000 millas), en los que llovió intensamente, se fue la luz y cayó incluso nieve. Sandy mató a más de 125 personas en Estados Unidos y al menos 70 en el Caribe.

Por décadas los científicos han estado pronosticando grandes sequías derivadas del calentamiento global. Este año las sequías fueron tan graves que en casi 2.300 condados de Estados Unidos se declararon desastres agrícolas. Casi 3,7 millones de hectáreas fueron destruidas por incendios.

Y los bomberos a menudo no dispusieron de agua debido a las sequías.

"Si analizas cada uno de estos eventos sueltos, se puede decir que (el calentamiento global) es todo cuento. Pero tomados en conjunto, confirman exactamente lo que los científicos pronosticaron que sucedería si seguimos haciendo las cosas de siempre y quemando combustibles fósiles, como hemos venido haciendo", expresó el científico de la Universidad Estatal de Pensilvania Michael Mann en un correo electrónico. "Esto debe servir de advertencia. Estos fenómenos sin precedentes van a ser rutina en cuestión de décadas si seguimos haciendo las cosas como hasta ahora.

___

Seth Borenstein está en Twitter como https://twitter.com/borenbears

___

Con el interactivo http://www.hosted.ap.org/interactives/2012/mejor-2012

View Comments